Usted está en : Portada: Opinión
Sábado 3 de enero de 2009
Ismael Valdés Vergara

En las memorias de Ismael Valdés Vergara titulada: "Recuerdos escritos cinco años después", este hombre, que fuera Secretario General de la Escuadra , nombrado por la Junta de Iquique, el 15 de mayo de 1891, sostiene, que dentro de los planes para derrocar al Presidente José Manuel Balmaceda Fernández, su hermano Enrique Valdés Vergara propuso, antes del 1 de enero de 1891, que se realizará una asalto a La Moneda con el objeto de apoderarse de la persona de Balmaceda y de obligarlo pacíficamente o por medio de la violencia (por la razón o la fuerza) a someterse o a dimitir el mando. Ese golpe de mano sería preparado y dirigido por el mismo Enrique Valdés Vergara en persona.

Pero ese proyecto fue rechazado, "porque se quería prestigiar el alzamiento haciéndolo producirse en el último momento, cuando era ya fatalmente necesario por haber violado el presidente el juramento prestado al recibir las insignias del mando".

Se quería que fuera el mismo presidente el provocador del alzamiento, de una manera bien clara y precisa, y esa situación llegaría cuando Balmaceda pretendiera continuar gobernando sin presupuestos.

El levantamiento de la Escuadra, se fijó para el 1 de enero de 1891, cuando el Presidente, se vio obligado a aprobarse el presupuesto, para finalizar su gobierno, que concluía, 18 de septiembre de 1891.

La mayoría del Congreso sabía que el Ejecutivo iba a adoptar esa medida. Pensaron, que la participación de la Escuadra, del poder naval bastaría para conseguir el respaldo del Ejército. Y que el conflicto terminaría con un golpe de estado institucional, es decir de las dos ramas de las FFAA. Sin embargo, una vez detonada el conflicto, la mayoría del Ejército consecuente con la doctrina institucional y su respeto a la Constitución, no dudó en ponerse junto al Presidente José Manuel Balmaceda Fernández.

Revela también, Ismael Valdés Vergara, que el capitán Miguel Tejeda, en su informe fechado, el 4 de junio de 1891, señala que cuando realizó el viaje de San Lucas a Acapulco primero comandando el crucero Esmeralda, y de Acapulco a Tocopilla en seguida al mando del Itata que era perseguido por dos barcos rápidos de la marina de guerra de los Estados Unidos de Norteamérica, para la adquisición de carbón y armamento tenía en su poder letras del Bank of Tarapacá y Londres Ltd., que fundara en 1888 en Londres, John Thomas North, y que le era imposible cambiarlas aun ofreciendo un premio.

Los Congresistas formaron un Ejército en Iquique de 11.000 hombres y parte importante de ellos estarán armados con fusiles mannlicher de repetición de cinco tiros, estas tropas al mando de los coroneles Estanislao del Canto Arteaga y de Emilio Körner Henze, coronel prusiano, desembarcaron en Quinteros y vencieron a las fuerzas balmacedistas en las batallas de Concón y Placilla (21 y 28 de agostos de 1891). Las armas de repetición mencionadas se emplearon por primera vez en el mundo en las batallas señaladas.

La guerra fratricida puso en peligro la seguridad nacional, duró 8 meses y concluyó con un saldo de 11.000 chilenos muertos.

Chile tenía en ese momento una población de 2.500.000 de habitantes. Murieron en ese conflicto más chilenos, que en la Guerra del Pacífico de 1891.