Usted está en : Portada: Policial
Miércoles 29 de junio de 2011
Gino volvió a Copiapó y se espera un milagro

A las 14.40 horas desde el hospital Ernesto Torres Galdames fue trasladado en un avión ambulancia hasta Copiapó, Gino Bianchi, quien el pasado fin de semana sufriera un grave accidente en la competencia del "Rally Desafío del Desierto", que lo mantiene con muerte cerebral, producto de un tec cerrado, permaneciendo conectado a ventilación mecánica.

Pese a las bajas posibilidades de recuperación del deportista, a petición de sus padres el joven deportista fue trasladado hasta la región de Atacama para ser internado en el hospital regional San José de Copiapó, donde esperarán que se produzca el fallecimiento del joven.

Declaraciones

El doctor Raúl Romero, jefe de la Unidad de Pacientes Críticos Adultos, comentó que el recinto asistencial realizó el mayor esfuerzo posible para la estabilización del paciente logrando reanimarlo del paro cardiorrespiratorio en que llegó, sin embargo, al cabo de unas horas la función cerebral fue negativa. "El daño que tiene Gino a nivel encefálico es irreversible, por lo tanto, la condición en que fue trasladado hasta Copiapó no es con un pronóstico positivo en su evolución y las expectativas de vida en el tiempo son bajas", aseveró el profesional.

Traslado

La directora (s) del hospital regional, Cecilia Cubillos, informó que la Unidad de Tratamientos Intensivos adoptó todo los procedimientos necesarios para trasladar a Gino Bianchi, "por la condición de extrema gravedad ofrecimos a la familia las mejores condiciones para ser trasladado, lo cual no se contrapone a lo que teníamos planificado".

De esta manera ayer cerca de las 15 horas el avión ambulancia de la empresa Aerocardal, equipado con una versión UCI, mecanismos de ventilación mecánica, bombas de infusión, monitor multiparámetro, oxígeno y aspiración central, despegó desde el aeropuerto Diego Aracena rumbo al aeródromo Chamonate.

Bianchi viajó en compañía de un familiar, además el doctor Reimundo Gacitúa y el paramédico Francisco Alvial de la Clínica Alemana, quienes monitorearon en todo momento el estado de extrema gravedad del deportista.

La nave arribó a eso de las 16 horas a Copiapó, donde personal del hospital local apostado en la losa del aeropuerto esperó al paciente para trasladarlo por vía terrestre hasta la UTI del recinto asistencial, donde seguirá internado en condición de extrema gravedad.

Recibimiento

En el aeródromo Chamonate se vivió una tensa y angustiosa espera. Los padres, familiares y amigos recibieron emocionados al motociclista, sabiendo que se encuentra en una de las batallas más duras de su vida.

Atilio Bianchi, quien se vio muy afectado por lo que está sucediendo con su hijo, expresó que "los doctores nos explicaron todo el proceso clínico que pasará con nuestro hijo, y lo entendemos, pero confiamos en los milagros, y tenemos fe que se pueda salir adelante".

Caravana

La familia en todo momento estuvo acompañado por más de doscientos motoqueros, pilotos de enduro y aficionados, en su mayoría amateur, quienes acompañaron al deportista en caravana hasta el hospital, en donde le brindaron su cariño y afecto.

Algo que según sus compañeros de ruta por los cerros y dunas del Desierto de Atacama, se lo ganó en las competencias, en la calle y especialmente en los momentos más difíciles donde él siempre apoyó el deporte extremo.

Rodrigo Delgado