31/08/2003

La basura nuestra de cada día

-El sector de Los Verdes está rodeado de vertederos.

-La ruta de acceso al Marinero Desconocido está llena de desperdicios.

-En Bajo Molle la basura, junto a residuos industriales dan mal aspecto al sector.

En calle Progreso, a pocas cuadras del Terminal Agropecuario hay un vertedero ilegal.

 

Turismo contra la suciedad

Peter Müffeller Vergara, director regional de Sernatur, también levantó la voz ante la presencia de los basurales clandestinos en diferentes lugares de Iquique.

Explicó que, según denuncias de empresarios turísticos, guías y propietarios de hoteles, una de las zonas más afectadas por la acción de inescrupulosos es el sector del Marinero Desconocido, "donde el acceso está sucio y en el mismo lugar no se respeta la limpieza y hay cerros de desperdicios".

Otro lunar en Iquique es Bajo Molle, donde "hay vehículos abandonados, escombros, basura y lo más peligroso, sustancias contaminantes, que son botadas sin ningún escrúpulo".

En el sector de Los Verdes, denunció que muy cerca de los restaurantes que expenden mariscos, existen basurales que constituyen un peligro sanitario. Otra zona afectada es Huayquique, con desperdicios en toda la extensión de la playa.

"Ello sin contar que también hay vertederos clandestinos en Alto Hospicio, incluso de chatarra, lo que perjudica aún más la imagen que podemos ofrecer como ciudad".

El personero anunció que para dar un ejemplo que el problema de la basura no es menor, van a realizar el 3 de septiembre un recorrido junto a representantes de organizaciones gremiales, empresariales y ligadas al turismo un recorrido por las zonas más afectadas "para que se tome conciencia de que esto no puede seguir, por el impacto negativo que significa para Iquique".

También, para el Día del Turismo, realizarán un operativo en una playa "para limpiarla y dar a conocer la importancia de tener una ciudad limpia".

Iquique pese a ser una de las ciudades chilenas con mayor proyección en la industria turística a causa de su clima privilegiado y los atractivos de la playa, desierto, altiplano y legado histórico, está perdiendo la batalla contra la basura.

La suciedad ha invadido los principales sectores de Iquique y no es porque exista un servicio deficitario para retirar la basura, por el contrario, la empresa Fredericksen realiza el retiro de residuos domiciliarios todos los días, menos el sábado en la noche.

Pese a ello, en cada población de Iquique persisten basurales que se transforman en focos infecciosos y que dan mal aspecto a la ciudad.

En un recorrido realizado por nuestro diario comprobamos que en Iquique la basura es un problema grave y que requiere de una solución urgente. Así lo reconoce el propio alcalde Jorge Soria, que ha anunciado fuertes sanciones para quienes sean sorprendidos arrojando basura o desechos en sectores no habilitados para ello, las que superan las 20 UTM.

Este carro colector se ubica en Campo de Deportes y los desperdicios se acumulan hace semanas.

 

LUNARES

 

En un recorrido iniciado por avenida Arturo Prat, en el sector del Paseo Lynch, hay un basural enorme detrás del muro que limita con la caleta Riquelme. Al lugar son arrojados todos los días desechos orgánicos, neumáticos y residuos de todo tipo. El sector es visitado todos los días por turistas, quienes encuentran un feo espectáculo. La basura incluso afecta el comportamiento de los lobos marinos que gustan de acercarse al sector para asolearse.

Siguiendo el recorrido al sur por la costanera, existen focos de basura que se forman alrededor de varias viviendas de cartón en las zonas aledañas a El Morro.

En Cavancha y Playa Brava la situación mejora, pero en Calle 2 con avenida Francisco Bilbao, un vertedero clandestino ubicado frente a modernas casas en venta contrasta fuertemente el paisaje. Entre escombros y bolsas de basura se pueden apreciar restos de un coche de guagua, una pantalla de un computador y restos de muebles.

 

PERIFERIA

 

Si la situación en el sector centro sur es preocupante, en las poblaciones la basura es ya es parte del paisaje.

Focos de suciedad existen en calle Progreso con Chintaguay. También a pocas cuadras del Terminal Agropecuario hay esquinas sepultadas en basura. Incluso a un costado de un paradero, hay restos de una antigua lavadora.

La basura se ha apoderado de las poblaciones.

En el sector de Campo de Deportes, a las altura del 1800, existe un carro colector colapsado y en el cual, según los vecinos, hace más de una semana no pasa un camión.

Un triste panorama se aprecia en avenida La Tirana, a la altura del 1900, donde junto a basura en la calle, hay también cantidades de desperdicios encima de un muro de contención, en el que las palomas y lagartijas llegan a comer los desechos.

Los vecinos dicen que hace dos semanas no limpian la zona "y eso es malo, pues uno se expone infecciones", asegura la vecina Blanca Torres.

 

RUTA DE LA BASURA

 

Una verdadera ruta de la basura se puede apreciar en calle Tadeo Haencke con La Tirana. Esta comienza con un vertedero ilegal frente a la población Las Dunas y continúa a través de la calle que pasa por detrás de la población, donde cada diez metros es posible encontrar basura, restos de muebles; botellas de vidrio, excrementos, animales muertos y restos de obras de construcción.

En el sector de calle Tamarugal con Castro Ramos, ni un letrero anunciando sanciones por arrojar basura amedrenta a los inescrupulosos. En el sector hay cajas vacías, sacos y escombros.

Otro basural se encuentra en calle Genaro Gallo, junto a una multicancha. A este lugar concurren todos los días niños y jóvenes a jugar. Los vecinos aseguran que la basura "llega sola", pues la gente la deposita en la noche "y justo ahí los de la basura no la recogen y se va amontonando", reclama una vecina que sólo se identificó como Sandra.

Unos pocos metros, en la misma arteria, en Genaro Gallo con Los Clarines, un sofá rojo emplazado encima de una gran cantidad de basura da cuenta que la suciedad se ha apoderado del sector. Los pobladores aseguran que "todo es inútil. Se saca la basura, pero vuelve gente a botarla. No sabemos qué hacer".

 

MUNICIPALIDAD

 

El director de Planificación del municipio, Ernesto Lo, reconoce que en el tema de la basura hay un factor cultural que está afectando a Iquique. Pues considera que los basurales "aparecen en poblaciones de sectores populares, medios y altos".

Sostiene que es una situación alarmante y que para ello ya tomaron cartas en el asunto subiendo las multas por arrojar basura, "pero no hay efectividad, porque la gente sigue sacando los residuos domiciliarios en horarios que no pasan los camiones recolectores".

El contrato que tiene el municipio con la empresa Fredericksen S.A. estipula que retiran la basura domiciliaria de domingo a viernes en la noche, descansando el sábado.

"Pero pese a que se ha informado a la comunidad con carteles en juntas vecinales, ello no se cumple y debemos nosotros andar recolectando basura".

Ernesto Lo hizo hincapié que existe un vertedero municipal en el sector El Boro de Alto Hospicio, en el que puede ser derivada la basura orgánica sin costo alguno. Este es supervisado por el Servicio de Salud y también cuentan con los respectivos rellenos sanitarios. Si bien hubo algunos problemas el año pasado, el municipio corrigió las falencias para poder operar.

 

CAMIONES

 

Ernesto Lo destacó que ahora será la municipalidad la que asumirá el retiro de la basura. Por eso adquirirán una flota de camiones recolectores con capacidad de 15 metros cúbicos y seis de 6 metros cúbicos, los que demandarán una inversión de 360 millones de pesos.

A ello se sumarán cajas compactadoras por un monto de $200 millones. También se contratará personal extra.

Consultado respecto a por qué asumir esta acción, si se cuenta con una empresa privada recolectora, argumentó que por un tema de costos. "Los camiones más las cajas nos demandarán 500 millones de pesos, pero el contrato con Fredericksen al año nos desembolsa $800 millones".

No fue posible conocer una versión de este tema y del problema de la basura por parte del gerente de Fredericksen, José Morales, pese a una visita y reiterados llamados telefónicos a su oficina.

 

GUERRA FRONTAL

 

La preocupación del funcionario municipal es que los basurales han invadido la ciudad, sobre todo sectores como Bajo Molle, que es el acceso sur de Iquique.

Sostuvo que se ha constatado que en esa zona hay un exceso de basurales, no solo de residuos domésticos, sino de escombros y materiales de construcción.

Sus críticas apuntan a Carabineros, pues "pese a existir una garita ahí, no se controla los camiones con basura que van a depositar su carga en el borde costero".

Ernesto Lo asegura que las zonas más afectadas son Playa Blanca y parte de la ruta al aeropuerto.

También criticó a empresarios que teniendo terrenos en el sector sur destinados a la construcción, no han realizado los cierres perimetrales, lugares que "se han transformado en basurales clandestinos, incluso frente a centros comerciales como ocurre en calle Héroes de la Concepción".

Lo apeló a la conciencia ciudadana para ayudar al turismo y que la ciudad sea reconocida por ser limpia.

 

 

Patricio Iglesias P.

piglesias@msn.com

 


La Estrella de Iquique
Fundado el 1 de Diciembre de 1966
Luis Uribe 452, Iquique, Chile
Teléfonos: (56 57) 399311 - 399313